Riesgos para tu boca en verano

Riesgos para tu boca en verano
Riesgos para tu boca en verano
El verano es para disfrutar del buen tiempo y el ocio al aire libre, pero sin olvidar nunca cuidar nuestra salud bucal.
La piscina o el mar son lugares para disfrutar en el verano. pero en ocasiones no somos conscientes de los peligros que esconden. Golpes, daño de los productos artificiales usados en la piscina… pueden hacer que su salud dental se resienta.

Peligros en la piscina

Los baños en la piscina pueden tener dos peligros:

  • Cuidado con el sarro: si te bañas o nadas a menudo, tienes el riesgo de desarrollar sarro en los dientes pese a que mantengas tu limpieza diaria, ya que el agua de la piscina contiene gran cantidad de productos químicos que pueden hacer peligrar tu salud bucal. Para evitar dicho sarro, procura limpiarte más a menudo los dientes o usar una pasta dental de calidad.
  • Golpes en los dientes: otro de los peligros más importantes en las piscinas, los resbalones o malas caídas, pueden hacer que te des un golpe en la boca, provocando traumatismos dentales, dientes mellados, etc. Recuerda por tanto tener precaución cuando camines por la piscina o nades, no correr o caminar por zonas húmedas. Si tienes hijos, vigílales de forma continua.
peligros piscina

Peligros en el mar

  • Traumatismos: en el mar es mucho más complicado ver lo que hay debajo del agua, porque en la mayoría de destinos vacacionales, la gran cantidad de gente o los movimientos de las olas, pueden hacer que no veas rocas que tienes alrededor. Evita las zonas muy pedregosas, y no entres en el agua cuando el oleaje sea demasiado intenso, pues puede hacer que te des un golpe con alguna roca y romperte una o varias piezas dentales. En las zonas de calas te cuidado de no pisar por las zonas más resbaladizas.
  • Presión mandibular: si te gusta practicar deportes como el buceo, ten cuidado con la mandíbula, pues el morder durante un tiempo prolongado, puede hacer los músculos de la mandíbula se resientan.
salud bucal bucear

Hipersensibilidad dentinaria:

Otro problema frecuente es la aparición o el empeoramiento de la sensibilidad dental. Con la llegada del verano aumenta considerablemente el consumo de alimentos y bebidas frías. Este cambio de hábitos puede tener repercusiones en nuestra boca, existan o no problemas previos de este tipo. La consecuencia es la aparición de esa sensación molesta o incluso dolorosa, intensa y breve que aparece tras la toma de estos productos; sensación que se conoce profesionalmente con el nombre de hipersensibilidad dentinaria.

Si las molestias te impiden realizar una vida normal, consumir cualquiera cosa fría, acude a nuestro Centro Odontológico donde trataremos su problema, colocando un Barniz desensibilizante, que evitará tenga el problema.

salud-oral

Otros peligros

La realización de otras actividades como por ejemplo ir en bicicleta, jugar al fútbol, al baloncesto o al voleibol pueden ser muy divertidas, aunque es conveniente llevar a cabo algunas precauciones ya que pueden dar lugar en ocasiones a golpes que provoquen daños en los dientes o en la propia encía.

Controlar el consumo indiscriminado de azucares, relacionados con los helados, batidos… ya que aumentan el riesgo de padecer Caries Dentales.

Para terminar recuerda la importancia de tener una boca sana durante tus vacaciones, para ello no dudes en acudir a Clínica García Frexes para realizar una revisión de tu estado de salud bucal, de esta forma podrás ponerte en manos de nuestro equipo para evitar problemas periodontales o de caries que pueda estropear tus vacaciones.  Pide cita y disfruta del verano

Comentar